Recuerdos en miniatura del viejo aserradero de Ekai

Juan Jesús Leache posa delante de la maqueta realizada con Toño Villanueva, reconstruída con plano, fotos y recuerdos, propios y de los mayores. (IÑAKI PORTO)

Todavía miran gratamente sorprendidos hacia la maqueta del antiguo aserradero de Ekai que han construido con sus manos. Es la primera vez que Juan Jesús Leache Goñi y Toño Villanueva Abaurrea, ambos vecinos de Aoiz, realizan un trabajo de estas características.

Prejubilado en el sector de la construcción y autónomo de mantenimiento doméstico respectivamente, tienen en común su pertenencia a la Asociación de Belenistas, y cuando el Ayuntamiento les planteó la posibilidad de construir una maqueta del viejo aserradero, “no lo dudaron ni un momento”, comenta Carmen Cosín, concejal de Hacienda y Turismo.

Era un proyecto con el que soñaba el Consistorio. “Siempre estábamos dándole vueltas al modo de llevarlo a cabo”, recuerda la edil.

El mismo deseo rondaba por la cabeza de Manuel Egia, médico jubilado estudioso del desarrollo industrial de Navarra a principios del siglo XX: “Había que poner en valor este patrimonio, darlo a conocer de una manera didáctica”.

El plano que facilitó éste a Juan Jesús y Toño fue el punto de partida de la maqueta que forma parte de una muestra ambiciosa sobre el Irati SA que se inaugurará en la Casa de Cultura agoizka el próximo 22 de este mes. Lo completaron con fotografías, y fueron al lugar a tomaron medidas de las ruinas. Entonces, relatan, comenzaron a tomar consciencia del compromiso adquirido. Nunca habían hecho nada igual. “Nos lo planteamos como un reto”, expresan ambos.

Cinco meses, desde marzo hasta julio, han invertido Juan Jesús y Toño en reconstruir en miniatura el aserradero con una planta para la producción del carbón vegetal. El espacio físico con escenas desempeñando diversas actividades. Horas incuantificables en los locales de la asociación y mucha paciencia han dado como resultado la maqueta de 2.60 x 1.70 metros que reproduce con detalle todos los elementos del barrio del aserradero de Ekai, actualmente en ruinas: la chimenea de calderas de vapor, secaderos, hornos, destiladero, taller mecánico, oficinas, economato, escuela, comedores, viviendas … son parte de la reproducción total de 17 localizaciones. “Era el concepto de poblado industrial de finales del XIX, principios del siglo XX. La gente necesitaba vivir al lado de su trabajo, aunque las viviendas eran más de los encargados. Los trabajadores se desplazaban en el llamado tren obrero, el ferrocarril eléctrico, que les llevaba de la estación a la fábrica”, explica Egía.

Las 17 zonas, levantadas a escala 1.70, están enumeradas en el panel explicativo que rodea la maqueta. Pero, además, otros paneles con fotografías y gráficos llenan la sala de exposiciones en una muestra completa sin precedentes que transmite la importancia de la empresa para Aoiz y la zona.

Poliestireno extruído, madera y metal, son los materiales que han empleado en el conjunto de edificios, operarios y mujeres portadoras de la comida, carros, troncos, garrafones, árboles, calles, y río. Todo al detalle.

La meticulosa labor de estos dos agoizkos pronto verá la luz. Trasladada ya a la Casa de Cultura, comienzan a llegar las primeras felicitaciones. “Lo más importante es que hemos contribuido con el pueblo y que las personas que no conocieron el aserradero, tienen la oportunidad de hacerlo a través de esta muestra”, recalcan.

La muestra resalta en conjunto la dimensión y la importancia que la empresa el Irati SA tuvo en la comarca de Aoiz y Lónguida. Pero , la maqueta “es la estrella de la exposición”, destaca Egia. Era fundamental”, apunta Carmen Cosín, con visible satisfacción de todos, que perdurará en el tiempo”.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario