Las consecuencias de Itoiz, 15 años después

Komunikabidea: Diario de Noticias

La construcción del embalse de Itoiz marcó un antes y un después para la vida de los habitantes del valle de Arce. La demolición de pueblos enteros y la destrucción de tres reservas naturales en favor de intereses políticos y económicos generó una fuerte controversia que todavía hoy, dos décadas después, duele en los corazones de quienes sufrieron sus consecuencias.

Derribo en 2003 del pueblo de Artozki, ahora sepultado bajo las aguas del pantano

Con el ánimo de que la historia no quede en el olvido, el Ayuntamiento del valle de Arce ha decidido publicar en su página web www.valledearce.com el documental Itoiz, 15 urte geroago/15 años después, en el que se narran las consecuencias de la construcción del pantano de Itoiz quince años después del derribo total de sus pueblos. “Nos sentimos estafados, ya nadie puede defender Itoiz. Itoiz nos quitó una parte de nuestra identidad, convirtiéndonos a Arce en un valle deprimido e invisible en el que todavía no se han revertido las infraestructuras que nos prometieron”, afirma Mabel Cañada, concejala del valle de Arce.

En efecto, existe una deuda pendiente de varios millones de euros por parte de la CHE y del Gobierno de Navarra que el valle de Arce lleva años reclamando, pero los cambios en diferentes normativas han hecho que ambos responsables queden eximidos de pagar la contribución correspondiente a los ayuntamientos. “Reconocen que falta una compensación, pero nadie se moja y estamos aburridos. De ahí este documental, para que el tema entre en agenda política y se asuma de una vez por todas un liderazgo real”, confiesa Javier Díez, también concejal del Ayuntamiento.

PALACIO, UN REFERENTE. De momento, el Ayuntamiento de Arce tiene todas sus esperanzas puestas en la rehabilitación del Palacio de Arce, un proyecto cultural prioritario incluido en el Plan de Desarrollo Integral cuya ejecución podría ser un primer paso para paliar el compromiso para con el valle. Este edificio, tal y como se contempla en el proyecto de más de 3 millones de euros que sí ha sido aprobado por el Gobierno de Navarra, contemplaría un albergue de 42 plazas, una Sala de Usos Múltiples para desarrollar actividades y un bar-restaurante. Pero no sólo eso, el edificio se reforzaría con el paso de la calzada romana, los yacimientos arqueológicos, rutas en bici como la Eurovelo o con una zona recreativa de baño que por el momento se encuentra cerrada al público, entre otros. Sin embargo, todavía no hay un responsable real. “No queremos un turismo agresivo, sino un turismo más cultural y rural, adaptado a esta zona. Sabemos que puede ser un referente, pero se necesita de unas infraestructuras que le competen al Gobierno de Navarra costear”, aseveran los concejales.

Desde el Ayuntamiento llaman al Gobierno de Navarra y a la CHE para que asuman su responsabilidad y se cumpla con lo prometido hace 15 años.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.