Cientos de personas recuerdan a Mikel Zabalza

Komunikabidea: Diario de Noticias

Una dantzari baila frente al monolito que recuerda a Mikel Zabalza

Cientos de personas recordaron ayer a Mikel Zabalza frente a su casa natal, en la Fábrica de Armas de Orbaizeta, como se viene haciendo hace 33 años. Un año más se volvió a reivindicar verdad, justicia, reparación y garantías de que no vuelva a suceder. “El caso de Mikel Zabalza no es un caso aislado, hay muchos más silenciados, sin verdad, sin justicia y sin reparación”, indicó Eneko Villegas en nombre de la plataforma Mikel Zabalza Gogoan. La plataforma solicitó al Gobierno de Navarra que actúe con valentía en la investigación y reconocimiento a las víctimas de la violencia policial, que no se limite a investigar los casos entre 1960 y 1978.

En ese sentido, para subrayar que el caso de Mikel Zabalza “no es algo aislado”, Marilo Gorostiaga recordó que ella tuvo el valor de denunciar las torturas sufridas, pero su caso fue archivado. También recordó a las mujeres que sufren malos tratos. “Eso no es justicia. Es tremenda la diferencia que se da de sexos, como se tortura a las mujeres. Se incide en el tema sexual”, subrayó Gorostiaga, que consideró que la violencia contra las mujeres es “institucional”, y que ese tipo de violencias “hay que reconocerlas. Tampoco es justicia que no se reconozcan como víctimas de la violencia policial los casos como el de Mikel Zabalza. Como no es justicia tampoco lo que está pasando con La Manada, con los jóvenes de Altsasu”, denunció.

La música del grupo Koiuntura acompañó un homenaje al que acudieron el director de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, Álvaro Baraibar, y la responsable de la oficina de atención a las víctimas Blanca Burusko, así como el portavoz parlamentario de EH Bildu, Adolfo Araiz. – D.N.

MUERTE EN INTXAURRONDO. Mikel Zabalza fue detenido por la Guardia Civil el 26 de noviembre de 1985 en San Sebastián. Se dio por desaparecido. Según la versión oficial, los agentes lo trasladaron a Endarlatsa para identificar un zulo y escapó saltando al río Bidasoa. Durante veinte días se rastreó toda la zona para encontrarlo. Al final, la Guardia Civil encontró su cuerpo en el río Bidasoa, el 15 de diciembre. La familia nunca ha creído la versión oficial, denunciando que murió mientras se le practicaba la tortura en el cuartel de Intxaurrondo. La muerte de Mikel Zabalza tocó profundamente a la sociedad navarra. – D.N.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.