Amaia Izar Leache, candidata a Miss World 2018

Komunikabidea: Diario de Noticias

Hace tres años ya participó en el certamen Miss World Spain representando a Navarra y este año Amaia Izar Leache ha tenido la suerte de que el presidente de Miss World volviera a contactar con ella para presentarse al concurso estatal que tendrá lugar en Rota, Cádiz, del 9 al 16 de septiembre.

Desde entonces, esta joven de 21 años natural de Aoiz se ha preparado a conciencia con la prestigiosa agencia de Donosti First Models, de donde han salido misses como Lorena Bernal o Elena Ibarbia . “En Navarra no tenemos delegación y aquí el mundo de las misses es un poco desconocido, pero he tenido mucha suerte de que hayan confiado en mí, porque está muy cerca y me han preparado muy bien”, afirma.

A pocos días del certamen, la joven se encuentra tranquila y con los pies en la tierra, trabajando en los últimos detalles. Porque no se trata sólo de cuidar la belleza, sino que las seis pruebas clasificatorias del certamen Miss Mundo requieren de otras muchas cualidades como la prueba de talento, donde la de Aoiz, apasionada de la música y de la danza, enseñará dos coreografías de flamenco grabadas en Baluarte o la presentación del proyecto social, para la que la modelo ha elegido el comedor social París 365, porque ahí colabora ayudando dos días a la semana.

Asimismo, acaba de concluir la grabación de un vídeo donde promocionará Navarra de Norte a Sur, a través de lugares como Las Bardenas, Olite, Pamplona, la Selva de Irati, el mirador de Zamariain o Aoiz, su querido pueblo, y también ha elegido el traje de roncalesa para desfilar en la prueba de mejor traje típico. “Espero que el nuestro sea el más bonito. A mí me gusta mucho porque es colorido y tiene detalles como joyas y collares que pueden marcar diferencia”, asevera.

Además, la última prueba es una entrevista con el jurado en la cual valoran cómo las candidatas se desenvuelven y responden a todo tipo de preguntas. “Buscan una persona completa, que sea embajadora de una causa social, que haga deporte, que se cuide, que tenga talento, que sea resuelta y que sepa dar un mensaje internacional”, apostilla.

Una serie de cualidades que a esta modelo de 177 cm de altura no le faltan. De hecho, es una persona sociable que adora viajar -ha estado 3 veces en Taiwan-, le importan las causas sociales, ya que hizo un voluntariado con niños autistas, y sabe varios idiomas, entre ellos euskera, inglés, algo de chino, y pronto empezará francés o alemán.

Por si fuera poco, compagina esta actividad con sus estudios de ADE (Empresariales), con los que quiere formarse como empresaria para crear su propia ONG. “Más que tiempo son ganas, soy muy disciplinada y trabajadora. Al final, soy una persona normal de Aoiz con aficiones como el arte, yoga o viajar que he vivido un ambiente familiar que me ha hecho tener una mentalidad abierta”, asegura.

SER UNA MISMA. Confiada en que ahora está mucho mejor preparada que hace tres años, tiene claro que lo más importante para afrontar el certamen Miss Mundo es ser ella misma. Y, a pesar de tener referentes conocidas en las que inspirarse como Mireia Laguna o Ángela Ponce, tiene claro que quiere ser su propia versión. “Es una concentración muy intensa de varios días en la que vamos a dormir poco, veremos chicas que se desenvuelven mejor o tendremos que responder a preguntas un poco comprometidas. Al final tienes mil ojos encima las 24 horas del día, por eso, es importante prepararte mentalmente para no venirte nunca abajo y controlar bien los nervios”, confiesa.

Desde pequeña ya le gustaba aparecer en todas las fotografías y probarse todos los vestidos de su madre, hasta que con 16 años se apuntó en la agencia Dejavu Models de Pamplona. Allí realizó un curso, comenzó a trabajar como modelo y empezó a participar en los certámenes de belleza. “La agencia de Donosti me ha hecho confiar en que puedo hacer un buen papel en el concurso nacional. Desde que fui con ellos, cambió mi idea de que eran certámenes frívolos que sólo se fijaban en el exterior y me di cuenta de lo importante que era trabajarme a mí misma para poder ganar”, expresa Izar, ya que no le gusta hacer dietas estrictas ni dejar de comer.

“Estoy todo el día haciendo cosas y necesito comer sano para tener mucha energía. Hago deporte todos los días y como mucha fruta, verdura y producto integral”, dice. Al imaginarse como miss, es consciente de que es mucho más que una cara bonita o un cuerpo perfecto. “Me gustaría ser una miss actual, moderna, que sepa hablar sin tapujos de todos los temas, sea cercana y defienda cualquier causa social”, dice.

Este es el cuarto año que Navarra lleva una representante a Miss World, pero si Amaia Izar ganase, sería la primera navarra en conseguir el puesto. “No es un sueño, pero sí un propósito que me he marcado. Si no gano, me quedo con la experiencia, que me hace madurar como persona y seguiré con mis estudios y con mi objetivo de seguir viajando y montar una ONG, pero si gano, muchísimo mejor”, concluye Amaia Izar entre risas.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.