Del ‘Aquarius’, a transitar por las calles agoizkas

Migrantes rescatados en el Mediterráneo por el ‘Aquarius’. (SOS Mediterranee)

La vida nueva comienza para el grupo de nigerianos llegados a Aoiz el viernes por la noche tras la acogida del Gobierno foral después de que el central les abriera sus puertas.

Los nueve jóvenes caminaron ayer por las calles y plazas agoizkas e intercambiaron sus primeros saludos con la vecindad, pero eso sí, en inglés. Juntos los nueve se acercaron hasta la plaza Francisco Induráin para hacer sus primeras compras, fundamentalmente, productos de aseo, comenta Ana.

La cajera más joven del establecimiento pudo comunicarse con ellos gracias a sus conocimientos de inglés. “Me ha sorprendido su simpatía y naturalidad”, recalcaba al tiempo que añadía su carácter abierto, “distinto a otros inmigrantes que vienen a comprar” (haciendo referencia a las familias sirias acogidas también en Aoiz). Su carácter dio incluso pie a entablar un pequeño diálogo, después de adquirir lo necesario. “Curiosamente me han preguntado si me gustaba hacer deporte, y de manera muy agradable”, apuntaba la empleada.

El hecho de ir en grupo, de paseo relajado por la villa llamaba inevitablemente la atención en los primeros encuentros e intercambio de saludos.

La concejal de Igualdad, Maite Fernández, corroboraba esta apariencia de encontrarse cómodos y muy agusto, disfrutando en libertad. “Les he visto al salir dela tienda, también en un banco de la plaza, tranquilos. Desconocemos sus nombres y más detalles, porque es muy pronto. Solo nos comunicaron que llegaban el viernes, y tampoco hemos hablado con los responsables de Cruz Roja todavía”, explicaba la edil.

El nuevo destino de los inmigrantes son los pisos de NASUVINSA, que el Gobierno tiene en la villa. En ese momento contaban con 9 plazas libres, por lo que uno de sus compañeros tuvo que ser trasladado a Estella. Con su llegada, se completan las cuatro viviendas: seis ocupan una, y tres más comparten con otros refugiados llegados con anterioridad.

Los pisos son gestionados por responsables de Cruz Roja, en base a un programa repartido en varias fases, la primera de seis meses que les cubre completamente en lo que se refiere a ayudas económicas, sanitarias y sociales. Pasado este tiempo, abandonan este hogar para buscarse otro, bien en la villa, bien en otra ciudad. “Ha dado la casualidad de que familias siriras han finalizado esta fase y se han quedado a vivir en Aoiz, como nuevos vecinos, así ha sido posible alojar a los nuevos inmigrantes”, comentaba el alcalde, Unai Lako.

En el Ayuntamiento desconocían ayer aún el proceso que llevará la nueva acogida, ya que, en otras circunstancias, la llegada de inmigrantes está programada y se sabe la situación legal de antemano. “Han venido aqui por las circunstancias, y se están haciendo las primeras gestiones, mientras viven con normalidad. No sabemos si continuarán en Aoiz, si van a participar en el programa de acogida, o si su estancia será provisional”, añadía Maite Fernández”.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.