Despedida sonada tras 20 años en Aoiz

Los últimos integrantes de la Txaranga Bilaketa, homenajeando a Mª Socorro Lacunza y Juan Beroiz

Mucho ha llovido desde aquel otoño de 1997 en el que un grupo de jóvenes estudiantes de Aoiz, ninguno mayor de quince años, eran citados a una reunión en la escuela de música. Allí, entre otros, les esperaba el veterano músico Patxi Goñi, promotor de diferentes agrupaciones musicales, dispuesto a sembrar las primeras semillas de una nueva.

Con un pequeño puñado de partituras, instrumentos todavía a medio dominar y muchas ganas, esas mismas Navidades empezaba a sonar ya en la calle la que se llamó Txaranga Bilaketa, ligada al grupo cultural del mismo nombre. Un conjunto que, con el paso del tiempo, se fue consolidando en la villa y se hizo imprescindible en las principales fechas festivas. Este sábado, transcurridos ya veinte años en activo, la txaranga celebró la efeméride por todo lo alto, al tiempo que anunció su despedida.

Pamplona, Huarte, Mutilva, Orbaizeta, Zubiri, Abaurrea Alta, Jaurrieta, Oronoz Mugaire, Labiano, Lakuntza, Salinas de Ibargoiti, Sangüesa, Ekai, Urroz-Villa, Oroz-Betelu, Lasarte y Zarautz (Guipúzcoa), Amurrio (Álava), Burbia (León), Zaragoza, Málaga o Madrid han sido algunos de los destinos donde ha llevado su música. También ha protagonizado dos musicales y grabado dos discos, además de colaborar en eventos de otras agrupaciones. Pero sin duda donde más ha dejado huella ha sido en las calles de Aoiz, y allí fue donde sus miembros quisieron hacer sonar sus últimas notas.

Con unas dianas comenzaron el sábado la jornada festiva, realizando además en una de las paradas dos homenajes. Uno, destinado a Mª Socorro Lacunza, viuda del iniciador del conjunto. Otro, en agradecimiento por su labor, a Juan Beroiz ‘Pesu’, director del mismo desde el año 2000.

Posteriormente recibieron a las txarangas Iraunkorrak (Tolosa), Igandea (Barañáin) e Ilunberriko Txaranga (Lumbier), que se sumaron a la fiesta y compartieron con la Bilaketa una kalejira. El punto de encuentro final fue la plaza Baja Navarra, donde realizaron un pasillo de entrada a los músicos agoizkos como reconocimiento, entre aplausos de numerosos vecinos.

“Han pasado 20 años en los cuales hemos disfrutado haciendo lo que nos gusta, siempre teniendo claro que éramos una txaranga por y para Aoiz. Y ahora, después de tanto tiempo soplando, nos toca coger aire. Ha sido un placer compartir tantos actos y fiestas con todos vosotros. Gracias por haber estado ahí”, expresó Juan Beroiz. La entrega de detalles a las txarangas visitantes y la interpretación conjunta de la jota ‘La Pilindros’ por parte de los más de 60 músicos cerraron los actos matutinos.

34 MIEMBROS EN 20 AÑOS

El Ayuntamiento de Aoiz también se quiso sumar al acto entregando como agradecimiento un pañuelo rojo bordado con el logotipo de la txaranga a cada uno de los 34 miembros que la han integrado entre 1997 y 2017. “Ha sido y es nuestra txaranga, la banda sonora que nos ha acompañado en fiestas y eventos especiales, algo que es de agradecer”, expresó el alcalde, Unai Lako.

Ya por la tarde, y tras una comida que reunió a los músicos de las cuatro txarangas, se celebró un concurrido concierto de Gregario de Luxe con cuyos vibrantes sones de blues y soul se cerraba este capítulo musical de la villa agoizka.

Komunikabidea: Diario de Navarra

Deja un comentario