Aoiz reflota El Irati S.A.

De izda. a dcha.: Víctor Manuel Egia Astibia (asesor en patrimonio industrial), Alfredo León Mañú (diseñador de la muestra), Idoia Zabalza Garate (traducción al euskera), Carmen Cosín Reta (concejal de Turismo), Unai Lako Goñi (alcalde de Aoiz), Juan Jesús Leache Goñi, Toño Villanueva Abaurrea e Isabel Leache Goñi (belenistas autores de maquetas del aserradero de Ekai y la estación de tren de Aoiz), y Jesús María Larrañeta Elizondo y Javier Goicoa Juango (aportan maqueta de una esclusa y materiales). Javier Sesma

Cada foto, cada objeto… cada rincón de esta sala me trae grandes recuerdos. Fue una empresa muy importante para esta zona, casi lo único que había entonces, y es una pena que se haya perdido prácticamente todo. Yo trabajé ahí 27 años, como medio pueblo en su día”. José Luis Dendarieta Jaso, agoizko de 68 años, fue uno de los cientos de vecinos que no quisieron perderse cada detalle de la exposición ‘El Irati S.A.’ que ayer se inauguraba en la casa de cultura de Aoiz. Una muestra promovida por el consistorio con apoyo de Gobierno, Fundación Caja Navarra y Cederna Garalur que busca poner sobre la mesa lo que supuso en la primera mitad del siglo XX esta innovadoraempresa maderera, eléctrica y química que dio trabajo a cientos de personas, defendiendo además la importancia de la conservación del patrimonio industrial.

Fue en el año 1907 cuando el aezkoano Domingo Elizondo fundaba El Irati S.A. Explotaba la madera del bosque Irati, producía energía eléctrica a lo largo del río, contaba con un ferrocarril eléctrico que unía Pamplona-Aoiz-Sangüesa y transportaba productos y viajeros, y producía desde el aserradero de Ekai (Lónguida) madera, carbón vegetal y productos químicos como ácido acético.

Ahora, 110 años después, el Ayuntamiento de Aoiz pone el acento en esta empresa, transmitiendo su importancia a las nuevas generaciones. “La idea surgió hace cosa de un año y hemos tenido la suerte de contar con un equipo estupendo que se ha volcado en el proyecto”, destacó ayer Carmen Cosín Reta, concejal de Turismo, en un acto inaugural que contó con la asistencia de unos 300 vecinos, autoridades de la zona y la consejera Mª José Beaumont.

En la puesta a punto se ha contado con el asesoramiento de Víctor Manuel Egia Astibia, de 65 años y con raíces en Olaldea, investigador y defensor del patrimonio industrial. “Es un patrimonio tan importante como los demás y que hay que defender. Es una pena, por ejemplo, el abandono brutal que sufren las ruinas del aserradero de Ekai desde los años 90”, dijo.

Los paneles de la muestra, de cuyo diseño se ha encargado el vecino de Aoiz Alfredo León Mañú y que cuentan con algunas fotos inéditas, se basan principalmente en los textos del libro de Egia ‘El Irati, el sueño de Domingo Elizondo’ (traducidos al euskera por Idoia Zabalza Garate). “También se han incorporado testimonios de extrabajadores como Timoteo Cosín o Salvador Salvador, y de mujeres ligadas al aserradero de Ekai, a donde acudían a llevar comida a los hombres, como Pilar Vergara, Laura Goñi, Conchita Larrea, Emilia Imízcoz o Charo García, esta última trabajadora en la cocina del comedor”, dijo Carmen Cosín.

GRAN MAQUETA

Sin duda una de las partes más atractivas de la muestra, y una de las más curioseadas ayer, es una gran maqueta del barrio aserradero de Ekai realizada por los belenistas de Aoiz Juan Jesús Leache Goñi, de 63 años, y Toño Villanueva Abaurrea, de 53. “Ha sido un reto que hemos afrontado de marzo a julio, basándonos en planos y fotos, y también tomando medidas in situ. Luego lo cotejábamos todo con antiguos trabajadores como Timoteo Cosín, Miguel Unciti, Fernando Arenal o Luis Irigoyen, entre otros”, explicaron.

Destaca también la presencia de otras maquetas, como una de la estación del tren Irati de Aoiz, obra de Isabel Leache Goñi, o una de una esclusa como las que se empleaban para regular el río y ayudar a bajar la madera aguas abajo, de Javier Goicoa Juango y Jesús Mª Larrañeta Elizondo, de Orbaizeta. Estos últimos también aportaron herramientas como picas para mover los troncos en el río. “El 98% de mi pueblo trabajó en su día en el monte para El Irati”, afirmó Goicoa, de 70 años.

El alcalde de Aoiz, Unai Lako Goñi (EH Bildu), defendió el gran trabajo realizado. “El Irati es algo que nos emociona y nos une. Ahora, ayuntamientos y Gobierno tenemos que estar de la mano para que no se pierda totalmente el barrio aserradero”, defendió.

La muestra permanecerá en Aoiz hasta el 14 de octubre, y se prevé que luego se traslade al Archivo General de Navarra y se pueda llevar a otros pueblos de la zona, donde se trabaja también en torno al proyecto de la vía verde del Irati. A futuro, se estudia que pueda ser una exposición permanente en Aoiz.

MATERIALES:

  • 13 paneles explicativos con gráficos y fotografías, algunas inéditas. En ellos se desarrollan todas las secciones que abarcaba la empresa: su impulsor Domingo Elizondo, la saca de madera en el monte Irati, el transporte por el río, el aserradero, carbón vegetal y destilería, las centrales eléctricas, el ferrocarril, los trabajadores y trabajadoras…
  • 10 paneles con fotografías inéditas de 1918 del fotógrafo catalán Arnau Izard i Llonch.
  • Maqueta del barrio del aserradero de Ekai de 2,60 x 1,70 m que reproduce con detalle todos los elementos, actualmente en ruinas.
  • Maqueta de la estación de tren de Aoiz, con un vagón de mercancías y otro de pasajeros.
  • Maqueta de una esclusa, utilizada en el río para retener el agua y generar fuertes corrientes al soltarla para favorecer el transporte de la madera por el mismo.
  • Proyección del audiovisual ‘Pagoa’, de 30 minutos de duración y que recoge los testimonios de varios trabajadores de la empresa. Realizado por Edurne Mañú Aristu, Ruth Etxarte Buezo, Sonia Lamberto Arrarás, Ana Jiménez Guerra, David García García y Juan Cohen.
  • Proyección de un documental elaborado por RTVE Navarra en el que se puede ver la empresa en funcionamiento en 1987, de 18 minutos de duración. Aportado por Miguel Bergasa Larumbe.
  • Foto aérea de gran tamaño de las instalaciones de la empresa en Ekai.
  • Objetos y material rescatados de la empresa: maquinas de escribir, garrafón para los ácidos, espartiñas, nóminas de la primera época…
  • Herramientas y utensilios que se utilizaban para la saca de madera.

Komunikabidea: Diario de Navarra

Deja un comentario