El Irati S.A., un tesoro industrial del siglo XX

AÑOS 40. El barrio industrial del Aserradero de Ekai, visto desde la laguna. Imagen por cortesía de Alfredo León Mañú. (Cedida)

Poner en valor la factoría y transmitir a las nuevas generaciones la importancia que tuvo para el desarrollo económico y social de la comarca, así como mostrar la preocupante pérdida del patrimonio industrial en Navarra son los dos objetivos fundamentales de la exposición El Irati S. A, que el Ayuntamiento de Aoiz inaugurará el próximo 22 de septiembre en la Casa de Cultura.

La concejala de Turismo, Empleo y Hacienda del municipio navarro y coordinadora de la muestra, Carmen Cosín Reta, añadía ayer una motivación más: “La muestra tiene además un enorme valor emocional y sentimental para los habitantes de la zona, porque todos nosotros, en un grado más o menos cercano, tenemos un familiar que ha trabajado en un sector relacionado con la madera”.

Cosín Reta ilustró precisamente esta coincidencia con su propia familia. Su primer apellido, Cosín, proviene de Chelva (Valencia), ya que su abuelo figuraba entre los primeros barranqueadores del municipio valenciano que, bajo la dirección de Salvador Salvador, se trasladaron a Aoiz para enseñar a los trabajadores de la zona su innovador método de transporte de troncos a través del río y que estos pudieran aplicarlo al Irati.

Exposición El Irati S.A. Inauguración: Viernes 22 de septiembre, 19.00 h. en la Casa de Cultura de Aoiz.

Fechas: Del 22 de septiembre al 14 de octubre, de martes a sábado, de 18.30 a 20.30h.

Visitas guiadas (a cargo de Víctor Manuel Egia Astibia): V, 22 de septiembre, en el acto inaugural; D, 1 de octubre (13h); V, 6 de octubre (18.30h)

La concejala recordó que El Irati S.A., fundada en 1907 por el industrial aezkoano Domingo Elizondo, fue una de las empresas mas importantes de Navarra en la primera mitad del siglo XX. Aunque se creó inicialmente para la explotación de la madera del bosque Irati, se convirtió en una empresa multidisciplinar, capaz, entre otras cosas, de producir energía eléctrica a lo largo del río, no sólo para su propio consumo sino para el suministro de otras fábricas. Además, su ferrocarril eléctrico de Pamplona a Sangüesa, que diseñó para el transporte de sus productos, fue utilizado también como servicio público; y en su factoría de Ekai, además del aserradero, tuvo una planta para producir carbón vegetal y aprovechó los gases producidos en el proceso, para la destilación de ácido acético y otros productos químicos.

“Fue una empresa innovadora, sostenible y autosuficiente, y que ofreció servicios públicos de transporte y suministro eléctrico”, añadió el diseñador gráfico y general de la exposición, Alfredo León Mañú. Para León, que ha trabajado codo con codo con el historiador Victor Manuel Egia (uno de los principales impulsores del proyecto) en el diseño de los paneles que componen la exposición, es “muy triste” que apenas queden señales de su relevante pasado y que los restos de las instalaciones se estén deteriorando “a pasos agigantados”. “Voy a menudo al aserradero de Ekai para hacer fotografías y cada vez descubro nuevas ruinas entre los escombros”, remarca.

León Manú detalló que la muestra se compone de 13 paneles explicativos con gráficos y fotografías (algunas de ellas inéditas), donde se tratan todas las secciones que abarcaba la empresa: la figura de su impulsor -Domingo Elizondo-, la saca de madera en el monte Irati, el transporte por el río, el aserradero, el carbón vegetal y la destilería, las centrales eléctricas, el ferrocarril o el trabajo de hombres y mujeres en la factoría.

La labor de las mujeres

El trabajo femenino es, según el diseñador, uno de los más desconocidos para el público. “Las mujeres (esposas, hijas o hermanas de los trabajadores) eran las responsables de llevar todos los días la comida a los hombres. A determinada hora sonaba la sirena e, incluso, las niñas dejaban la escuela para hacer esa labor. Portaban la comida sobre un cojín en la cabeza, y en él apoyaban una pequeña cazuela roja de la época con el primer plato y una fiambrera de aluminio con la ración. Iban al aserradero por distintos caminos: la vía del tren o el sendero del río”, rememora. “También cerraban los sacos de carbón con un caporraz o alfiler muy grande”, añade.

“Los 13 paneles explicativos incluyen imágenes antiguas extraídas de diversos archivos, pero también de colecciones particulares de los habitantes de la comarca de Aoiz que se han implicado enormemente en la puesta en marcha de la exposición. Si no encontrábamos imágenes, hacíamos ilustraciones y también pudimos montar 10 paneles de fotos inéditas de 1918 del fotógrafo catalán Arnau Izard i Llonch”, continúa León.

Otra de las grandes aportaciones de la exposición son las maquetas que incorpora: una de 2,60 x 1,70 metros que reproduce con detalle todos los elementos del barrio del aserradero de Ekai, actualmente en ruinas; otra más pequeña, de 1 x 0,70 metros, sobre la estación de tren de Aoiz, con un vagón de mercancías y otro de pasajeros; y la última de una esclusa, usada para retener el agua y generar fuertes corrientes al soltarla que transportaran la madera por el río. “Todas las maquetas han sido realizadas de forma altruista por la Asociación de Belenistas de Aoiz”, especifica el diseñador.

También la muestra incluye dos proyecciones audiovisuales: Pagoa, de 30 minutos de duración y que recoge los testimonios de varios trabajadores de la empresa; y un documental elaborado por RTVE, en 1987 y con una extensión de 18 minutos, donde puede verse la empresa en funcionamiento.

Otra foto aérea de gran tamaño de las instalaciones, varios objetos y materiales rescatados de la empresa (máquinas de escribir, un garrafón para los ácidos, espartiñas, nóminas de la primera época…) y herramientas y utensilios que se utilizaban para la saca de madera completan esta exposición, que estará abierta al público hasta el 14 de octubre.

La concejala Cosín Reta avanzó, por último lugar, que una vez que concluya la muestra de El Irati S. A. en la Casa de Cultura y realice las visitas itinerantes por las localidades o instituciones que lo soliciten, el Ayuntamiento de Aoiz tiene pensando destinarle una sala de exposición permanente en sus instalaciones y que sirva de reclamo turístico para el municipio.

La muestra sobre el patrimonio industrial del aserradero de Ekai, la visita guiada a la iglesia parroquial de San Miguel, la ruta urbana por el Casco Antiguo de la localidad, el sendero interpretativo del Irati o la calzada romana formarán parte del próximo folleto promocional que editará el ayuntamiento de Aoiz con la oferta turística de la localidad y su entorno.

  • ORGANIZA: Ayuntamiento de Aoiz
  • COLABORAN: Fundación Caja Navarra y Departamento de Cultura, Juventud y Deporte del Gobierno de Navarra
  • Textos y asesoramiento general: Victor Manuel Egia Astibia
  • Traducciones: Idoia Zabalza Garate
  • Diseño gráfico y general de la exposición: Alfredo León Mañú
  • Maqueta barrio aserradero: Asociación de Belenistas de Aoiz (Juan Jesús Leache Goñi y Toño Villanueva Abaurrea)
  • Maqueta tren Irati: Isabel Leache Goñi
  • Otras maquetas y herramientas: Javier Goicoa Juango y Jesús María Larrañeta Elizondo
  • Documental Pagoa: Edurne Mañú Aristu, Ruth Etxarte Buezo, Sonia Lamberto Arrarás, Ana Jiménez Guerra, David García García y Juan Cohen
  • Documental de la destilería: RTVE Navarra, Miguel Bergasa Larumbe
  • Coordinación de la exposición: Carmen Cosín Reta

Komunikabidea: Diario de Navarra

Deja un comentario