La fiesta estalla a cuatro voces

Txistularis y dantzaris compartieron cohete y micrófono para llamar a la vecindad a la fiesta. (IÑAKI PORTO)

Aoiz, alegre, vivo y reivindicativo, se vistió ayer de fiesta y llenó la plaza en un cohete concurrido y luminoso lanzado a cuatro voces por los representantes de los grupos de txistu y de danza. Minutos antes de las doce, sonó desde el balcón el vals interpretado por los txistularis Imanol Elizari y Amaia Arlegi, entre el arco de danzas agoizkas de María Iribarren y Beatriz Zunzarren, junto a Félix Cía y a Marta García.

Acto seguido, se repartieron primero el grito, unieron después sus manos y pusieron en marcha el motor de las fiestas agoizkas que no se apagará hasta el próximo día 16.

Lo hicieron con una mezcla de emoción, orgullo y nervios, desde el balcón al que nunca se habían asomado, merecedores según la votación popular de anunciarlas en representación de txistularis y dantzaris de la villa de todos los tiempos.

“Ha sido muy emocionante, casi no tengo palabras”, expresaba Marta García, de 31 años, dantzari en activo y monitora del grupo de txikis de 12 años. “Me siento muy feliz y muy orgulloso de pertenecer a los grupos culturales. Se lo dedico a mis compañeros y compañeras de siempre”, añadía Félix Cía, exdantzari y gaitero. Impactados todavía por la vivencia, los txistularis, Imanol Elizari y Amaia Arlegi, agradecían el detalle de la designación, merecida a juicio del foro Angiluerreka y la votación popular.

Elizari, de 55 años, y txistulari desde los 11, “casi toda la vida en activo”, y Arlegi, desde los 7 y en activo con 39, llamaban al relevo para sacar el txistu a la calle mientras hacían piña con antiguos miembros del grupo que les acompañaron.

A rienda suelta la fiesta en la calle, txaranga, txistularis, gaiteros y comparsa emprendieron la primera kalejira del programa. Un año más, parte importante del ambiente se trasladó a la plaza del Mercado, donde a las puertas de la sede de la sociedad Angiluerreka, se recibió a Mikel Oroz, expreso vecino de Arce, ya en libertad.

HOMENAJES E INVITADOS. Los minutos que precedieron al chupinazo agoizko fueron una carrera que el alcalde, Unai Lako, apuró con experiencia. Larga fue la lista de reconocimientos y cálidos los aplausos brindados al esfuerzo y la entrega vecinal en cualquier campo, de los que fueron testigos las personas invitadas por el Ayuntamiento.

Entre los que se acercaron a compartir el arranque de las fiestas se encontraban la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo; los parlamentarios de EH Bildu Adolfo Araiz y Bakartxo Ruiz; y por Geroa Bai, Virginia Alemán.

Los alcaldes de Tafalla, Aezkoa, Unciti, la alcaldesa de Lizoáin, junto a concejales de Lumbier, Urraúl Alto, Valle de Egüés, Valle de Arce y Aibar. Antiguos txistularis y dantzaris, y parte importante del grupo de trabajo que se ocupa de la próxima exposición sobre El Irati, SA llenaron de color y diversidad el salón de plenos.

Antes de entrar en la fiesta, en el “momento de repaso”, hubo lugar para el recuerdo y el aplauso sincero para los que se han ido este año: Iñaki García, Asun Cabello, Pácido Erdozáin, Josefina Resano. Además, Unai Lako envió fuerza y energía para la lucha de dos vecinos: Mikel Zazpe y Patxi Blasco.

Llegaron seguidamente los reconocimientos especiales a Nerea Larrea y Mikel Donazar, por haber obtenido la mejor nota navarra en su Formación Profesional; a Nerea Bermejo, plata en los campeonatos de España en su categoría 4×100; a Aitana Moreno, campeona en categoría cadete de duatlón en los Juegos Deportivos de Navarra; y a Iranzu González, subcampeona en el Campeonato Navarro sénior de kárate.

IMÁGENES. Y en el reparto hubo también pañuelos y diplomas para los ganadores y ganadora del concurso de carteles de fiestas: Damaris Scalikau, Aarón Abajo (categoría infantil) e Iñigo Romero (categoría infantil-juvenil).

Pero la imagen de las fiestas 2017 lleva la firma del conocido agoizko Alfredo León Mañú, diseñador gráfico que cuenta con 11 premios de los 20 presentados en su pueblo. Agoit-zen fue el elegido por 130 vecinos en votación popular. “Saber que a la gente le gusta lo que hago es para mí una gran satisfacción”, expresaba tras recoger el premio de 500 euros, que suma a los obtenidos este año en Donostia (Semana Grande), Verín (Orense, Feria del Vino), Feria de las Verduras de Tudela y en Nerja. La imagen, colorista y dinámica, tiene como centro al toro de fuego, “que llena la calle de ambiente , por eso lo elegí”, explicaba.

Sucede lo mismo con las fiestas, que llenan calles y plazas en las que son protagonistas indiscutibles la música, la danza, la comparsa, que se van alternando y llenan Aoiz de jolgorio. Hoy el foco estará en el grupo de danzas de Angiluerreka que extenderá su repertorio en la plaza. Txistus, gaiteros y dantzaris seguirán compartiendo “sensaciones y vivencias”, como recalcó el edil y txistulari Txako Villanueva. Es la pasión por las fiestas, la de hoy y la de siempre.

Komunikabidea: Diario de Noticias