La VII San Silvestre

La séptima San Silvestre ya es historia.

En la última tarde del año, un grupo de incondicionales nos juntamos para celebrar la última carrera del año. Pese al frío, con la nariz y las manos congeladas, un grupo de unas 50 personas y un alcalde, la mayoría de ellas de corta edad, salieron a las 6 de la tarde, a dar una vuelta por el pueblo corriendo. Como en años anteriores, el ambiente era festivo, y muchos llevaban gorros y antifaces, además de silbatos. Se hizo una vuelta pequeña para los txikis, por la calle mayor, Landakoa y las Misericordias. Después los más pequeños tomaron sus bici y se pasó por San Miguel y Kanpondoa.

Al final del recorrido, sacamos una foto en la Casa de Cultura y acabamos en el frontón, donde brindamos por un nuevo año lleno de deporte y salud.

Zorionak Txapeldunak!