Diez años con el txistu como vínculo en Aoiz

Txistularis participantes en la concentración del pasado sábado, en la plaza Baja Navarra de Aoiz.

Otoño a otoño, ya ha transcurrido en Aoiz una década desde aquella primera concentración de txistularis de 2007, con músicos procedentes de diversas localidades, para fomentar la música del txistu en las calles. El pasado sábado, la que fue ya la décima edición contó con la participación de un centenar de txistularis. Una cita enmarcada en la iniciativa más global que se fraguaba hace ahora veinte años y que tomó el nombre de Mugarik Gabeko Ttunttuneroak (txistularis sin fronteras).

En la concentración del sábado, promovida por el grupo de txistularis local siempre por estas fechas, acudieron músicos de localidades navarras como Ablitas, Andosilla, Estella, Tafalla, Sangüesa, Peralta, Tudela, Pamplona, Larraga, Orkoien o Burlada, vascas como Hernani, y francesas como Baiona. Del grupo de Aoiz forman parte una quincena de agoizkos.

“Se busca socializar el txistu, hacer que suene en la calle, y se organizan citas como ésta por diferentes pueblos”, destacaba Amaia Arlegi, txistulari del grupo local. La jornada contó con un desayuno, una kalejira por el pueblo, un almuerzo y, como novedad, una zintadantza y danzas populares en la plaza para terminar, antes de comer. “El tiempo acompañó y fue un día redondo. Agradecemos su colaboración a los vecinos que nos apoyan, a la Cofradía de la Costrada y a los dantzaris”, dijo.

Komunikabidea: Diario de Navarra