Condenado el jefe de Cotalsa por quedarse dinero al liquidarla

cotalsaLa Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a un empresario, Juan Tomás L.C., vecino de Pamplona de 76 años, por un delito continuado de apropiación indebida a la pena de seis meses de prisión después de que durante el concurso de acreedores en el que se vio inmerso la empresa Cotalsa, que estaba situada en Aoiz y de la que era socio unipersonal, administrador solidario y presidente del órgano de administración, se apropiara para sí o para terceras personas de un total de 5.782 euros de distintos deudores. Este dinero será transferido ahora, una vez que la sentencia es firme, a la masa concursal de la empresa agoizka. El otro acusado, que era secretario del órgano de administración, Diego S.F., ha resultado absuelto.

El acusado fue condenado de conformidad después de que la Fiscalía modificara su escrito de acusación y de que el propio empresario navarro ingresara en el juzgado la cantidad de la que se había apropiado y se le aplicó la atenuante muy cualificada de reparación del daño. Según la sentencia, varios trabajadores de la firma Cotalsa (Comercialización y Transformación del Aluminio S.A.) interesaron en noviembre de 2011 la declaración del concurso de acreedores de la sociedad, que se declaró necesario en enero de 2012.

EN LA LIQUIDACIÓN. Ya en mayo, el juzgado decretó abrir de oficio la fase de liquidación y fue entonces cuando el acusado, Juan Tomás L.C. llevó a cabo numerosas gestiones de cobro directamente con deudores de Cotalsa y se quedó con el dinero. De esta forma, importes que oscilaban entre los 582 y los 1.985 euros procedentes de sociedades radicadas en distintos puntos del Estado y que se endosaba el procesado a través de otra empresa constructora de Salamanca, que no tenía derecho de crédito bastante contra Cotalsa para percibir dicha cantidad dineraria.

El procesado, que no contaba con antecedentes penales, no tendrá que ingresar en prisión después de que el tribunal suspediera por un plazo de dos años la ejecución de la pena que le fue impuesta con la condición de que no vuelva a cometer un delito durante ese plazo de tiempo.

Komunikabidea: Diario de Noticias