«Agoitz Abaurregaina»ren arteko XX. mendi ibilaldia

Bajo el minúsculo alero que cuelga del tejado de la casa de Argamasilla, un grupo de 18 personas se acurrucaban para resguardarse de la lluvia, que a las 7 de la mañana del 18 de Mayo caía pertinaz. Nada hacía presagiar que el tiempo iría a mejor, pero empujados por la obligación de cumplir la costumbre, el grupo enfilaba la bajada al puente sobre las 7 y cuarto. Se especulaba con el viento, con el frío y con el agua, pero en los primeros pasos del camino nadie se atrevió a hablar de nieve, que las predicciones habían anunciado a 1500mts. Cuando finos copos empezaron a caer mucho antes de llegar a la senda de los carboneros fue una sorpresa y al ver que los copos tomaban cuerpo, se hacían más grandes y cuajaban, se revisó la fecha del calendario y se recordó la travesía del año pasado, que se hizo en pantaloneta. Nadie recordaba haber hecho la travesía anteriormente con nieve.

El grupo ya había decidido que, a fin de mantenerse lo más secos dentro de lo posible, este año la travesía iría por la pista vieja hasta Rala, que estaría menos poblada de bojes cargados de agua. Después Mendigaina y como ninguno pensaba subir este año por Baigura, se volvió a hacer una modificación en el itinerario. En vez de ir a Aristu, se bajaría directo a la cañada Salazar-Milagro que llega al portillo de Areta de una manera muy sencilla. Desde la caseta de los cazadores hasta los coches, que este año estaban en Remendía, hubo que cruzar las siberianas campas de Areta, con nieve por encima del tobillo.

Una travesía este año muy especial, diferente itinerario, con nieve desde casi Aoiz hasta los coches, que pese al inconveniente del frío, la humedad y llegar calados hasta los huesos, permitió disfrutar de paisajes increíbles, más para las fechas que estamos; no faltaron los chistes y las charlas agradables bajo el manto blanco de la nieve y la niebla; y por supuesto, el pensar en la comida que nos esperaba en la Juana, hizo la marcha más animada.

Los caminantes no olvidarán nunca esta travesía que se recordarán en próximas ediciones orgullosos diciendo, «Yo fui uno de los supervivientes de la Abaurrea 2013».

Angiluerreka Mendizale Taldea
Argazkiak: Leire Uharte