Del Euskal, al Galarreta

De izquierda a derecha, Xabier Erburu, Aritz Garcés, Beñat Rodríguez, Mikel Otano, Ibai Barricart y Xabier Azpiroz, ayer en el frontón Euskal Jai Berri de Huarte

De izquierda a derecha, Xabier Erburu, Aritz Garcés, Beñat Rodríguez, Mikel Otano, Ibai Barricart y Xabier Azpiroz, ayer en el frontón Euskal Jai Berri de Huarte

Xabier Erburu Irigoien (Burlada, 19/7/1996), Mikel Otano Urrizalki (Aoiz, 2/12/1995), Beñat Rodríguez Kortabe (Pamplona, 19/5/1993), Ibai Barricart Paez (Aoiz, 30/4/1995), Aritz Garcés Aranaz (Monreal, 24/3/1985) y Xabier Azpiroz Leunda (Huici, 3/12/1994) se reunieron ayer por la tarde en el frontón Euskal Jai Berri de Huarte para entrenar. Los seis son remontistas navarros y todos ellos afrontan el próximo sábado un reto mayúsculo: su debut como profesionales en el frontón Galarreta de Hernani. Darán el salto de la mano de la empresa Oriamendi 2010 después de haberse formado en la Escuela de Alto Rendimiento de la Fundación Remonte Euskal Jai Berri. Ayer se ejercitaron en su habitual lugar de preparación y mañana lo harán en el escenario donde dentro de un par de días cumplirán el sueño de convertirse en profesionales del remonte.

Aunque en la pasada edición del Torneo Casco Antiguo de Pamplona, disputado en el frontón Labrit, ya disputaron algunos partidos compartiendo cartel (y en algunos casos gerriko) con remontistas de Oriamendi 2010, a partir del sábado lo harán como miembros de una empresa que busca savia nueva. Y la ha encontrado en Navarra. Ibai Barricart, Mikel Otano, Xabier Erburu, Beñat Rodríguez y Xabier Azpiroz iniciaron su aprendizaje hace siete años; los dos primeros en la escuela de Aoiz y los otros tres en la de Villava-Burlada-Huarte. El sexto en discordia es Aritz Garcés, un caso atípico, como él mismo reconoce. Su primer contacto con el remonte se produjo cuando tenía 13 años, cuando las escuelas de la Fundación todavía no se habían puesto en marcha. Aguantó hasta los 22, después abandonó la modalidad durante cuatro años y hace cinco volvió a coger el remonte para, a los 31 años, dar el salto al profesionalismo. Tras el pertinente periodo de formación, los seis pasaron a la Escuela de Alto Rendimiento que la Fundación regenta en el frontón Euskal Jai Berri de Huarte, escenario en el que durante los últimos años han perfeccionado su técnica, su juego y su físico en busca que de una oportunidad que les va a llegar el próximo sábado. Ayer completaron su última sesión de entrenamiento como pelotaris aficionados en Huarte, mañana se ejercitarán en el Galarreta y el sábado debutarán.

Con el estreno profesional de estos seis remontistas navarros, la Fundación tendrá que buscar el revelo. Su idea es la de acercar hasta el Euskal a los chavales que ahora forman parte de la escuela de Doneztebe, para iniciar la preparación de los que en el futuro podrían ser los nuevos profesionales.

Komunikabidea: Diario de Noticias