Urko Dendarieta y Kepa Larrea, pies de gigantes en la iglesia

agoitzko-jaiak-13_jpg_201_30652_1El momento que protagonizan dos miembros de la comparsa el día grande de las fiestas es uno de los más esperados. La iglesia, que con la Misa de la Vela, ya está concurrida al principio de la liturgia, se queda pequeña en el ofertorio, cuando la pareja de gigantes agoizkos comienza a moverse para bailar el Himno a las Cortes de Navarra, interpretado por los gaiteros, y en ocasiones, con gaitas y txaranga.

Este momento lo hacen posible Urko Dendarieta y Kepa Larrea, desde hace diez años el primero y ocho el segundo, por lo que se puede decir que entre los dos suman casi la veintena.” Para la comparsa es uno de los momentos más importantes”, afirmaron ambos.

Igual que los gaiteros, consideran que bailar dentro de la iglesia es algo diferente que también les causa cierta impresión. “Yo me pongo un poco más nervioso”, matizó Urko, mientras que Kepa dijo lo contrario, eso sí recalcó que “no le he dado a ningún banco”.

El directo del templo tiene lo suyo, opinaron, y describían especialmente cómo sienten a la gente apiñada para verles, y el sonido penetrante de la gaita, que “suena muy bien y ayuda mucho”.

Para este día, Dendarieta y Larra ensayan un par de veces la semana anterior. Ellos mismos se preparan el espacio y retiran los bancos. “Todo está medido”, aseveraron.

Saben que su actuación despierta gran interés y que la iglesia se llena especialmente para ese momento. “Nosotros no decimos nada, se corre el boca a boca, y mucha gente viene porque es curioso”, estimaron.

Dendarieta, de 33 años, y Larrea, de 28, los pies de los gigantes en la iglesia y fuera de ella, tampoco se libraron del calor ayer por la mañana. Finalizado el baile, salieron secándose el sudor con el pañuelo. En la puerta, más calor; el del sol y las felicitaciones .

Atribuyeron el mérito a toda la comparsa, pero saben que, de momento, no hay relevo para algo que ha cuajado entre los vecinos, y que atrae a muchos allegados dentro de la fiesta.

Komunikabidea: M. Zozaya
Diario de Noticias