Urraúl Bajo celebra la llegada del agua potable a todos sus pueblos

urraul-alcaldes.jpg_2014012_27953_1La llegada del agua en alta a Urraúl Bajo tras veinte años de problemas y carencias fue motivo de celebración ayer en la casa del valle compartida con la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, que acudió a Rípodas con el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, y el director general de Administración Local, Francisco Pérez.

La reciente puesta en servicio de la nueva red fue valorada positivamente por los representantes municipales y pone fin a veinte años de escasez y de desavenencias entre los habitantes, así como al desembolso económico que tenían que hacer los concejos para abastecer a la población. «El año pasado nos gastamos 30.000 euros en camiones de agua, pero por fin vamos a poder regar y vivir sin problemas por el agua, que es un bien y una riqueza fundamental que va a generar más riqueza y que la gente se quede y venga a los pueblos», argumentaba el alcalde de Urraúl Bajo, Luis Castillo Santesteban, apoyado por José Iriarte, agricultor y teniente de alcalde. «Esto va a permitir que nuevos proyectos cobren vida y que disfrutemos en nuestras casas de algo tan básico como el agua», expresaba.

Por su parte, José Ángel García, el alcalde de Rípodas, reconocía el privilegio del que han disfrutado en su pueblo donde no ha habido escasez al cogerla de Lumbier.

La nueva red permite que el agua llegue a los grifos de las casas habitadas por 300 vecinos fijos, cantidad que se dobla estacionalmente. «Somos pocos, pero tenemos los mismos derechos y necesidades que los demás navarros. El agua es vida», matizaba Francisco Javier Iriarte, alcalde de San Vicente.

Esta es la última extensión de la denominada Solución Irati, que suministra agua a las poblaciones de: Aldunate, Artieda, Grez, Nardués-Aldunate, Nardués-Andurra, Rípodas, Sansoáin, San Vicente y Tabar, en Urraúl Bajo; y Meoz, Oleta y Villanueva de Lónguida, en Lónguida, que junto a los municipios de Aoiz y Lumbier suman 4.583 habitantes de 19 poblaciones a los que se abastece de agua potable.

Por este motivo, tampoco faltaron al acto los alcaldes de estas localidades: Unai Lako (Aoiz), Mauro Gogorcena (Lumbier) y Roberto Zazpe (Lónguida). «Esta es una solución de conjunto buena para todos los pueblos», aseguraban. Repasaban al mismo tiempo cómo al comienzo de esta legislatura se encontraron con la tercera fase sin pagar y bloqueadas la 4ª y la 5ª. Entre los cuatro se propusieron desbloquear la situación.

La inversión global ha sido de 7,8 millones de euros, que Yolanda Barcina recalcó, así como la aportación del 90% del Gobierno. El agua del Canal de Navarra llega al valle y también se encuentra con sus detractores. La concejala de Urraúl Bajo Ana Jesús Iriarte y dos vecinos extendieron pancarta contra la solución política impositiva de UPN y contra sus recortes.

Medio de comunicación: Diario de Noticias.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.