La Vía Verde del tren Irati toma forma en la comarca

Lumbier, Sangüesa y Aoiz han sido los escenarios elegidos por Cederna-Garalur, gestora del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) de recuperación del trazado del antiguo ferrocarril del Irati como Vía Verde, para que el equipo redactor y los responsables de la Comisión de Seguimiento explicaran el avance de las propuestas relativas a la redacción del documento con un doble objetivo: mostrar el estado de los trabajos y recoger sugerencias e indicaciones y mejorar el contenido del trabajo.

Recogida de firmas de asistencia en la presentación del avance del PSIS en Aoiz. (Marian Zozaya Elduayen)

Recogida de firmas de asistencia en la presentación del avance del PSIS en Aoiz. (Marian Zozaya Elduayen)

El PSIS ha sido redactado a instancias de los ayuntamientos afectados por el trazado, capitaneados por Sangüesa, y está gestionado por Cederna-Garalur, entidad que lo adjudicó al equipo Honorato-Martín-Sánchez SLP (3G Arquitectos). Forma parte del proyecto Por Nuestros Caminos del Plan de Desarrollo Rural de Navarra 2007-2013, cofinanciado a través de los fondos Feader de la Unión Europea y Gobierno foral.

participación Las reuniones se enmarcaron en el Plan de Participación Pública con el fin de recoger ideas a través de la intervención de los agentes sociales y territoriales afectados en un afán de socialización. La primera fue en Lumbier, y estuvo dirigida a los alcaldes y miembros de las corporaciones municipales. Las dos siguientes se llevaron a cabo en Sangüesa y Aoiz para colectivos y público en general interesados en el tema. A partir de su presentación, el documento ha quedado expuesto en las respectivas páginas web de Cederna-Garalur y de los ayuntamientos para conseguir la máxima difusión.

Finalizados los tres encuentros, los responsables del equipo redactor hicieron hincapié en que la Vía Verde del Irati es ya una realidad sostenida por la ilusión unánime de las localidades que atraviesa atraviesa, lo que se desprendió de la reunión de Lumbier. Los asistentes en Sangüesa y Aoiz se interesaron por cuestiones prácticas como las expropiaciones, que representan un porcentaje mínimo del territorio, y la coexistencia con vehículos agrícola; y técnicas, como medidas, riesgos de inundabilidad, y la posibilidad de recuperar algunos edificios complementarios. Los responsables del equipo de redacción trataron de despejar estas cuestiones paralelamente a su exposición sobre el marco legal y urbanístico, la descripción del trazado y otras actuaciones alternativas, el estudio de incidencia ambiental sobre el territorio y la gestión del PSIS.

desde 1994 La recuperación del antiguo trazado del tren Irati como Vía Verde, un itinerario de 46 kilómetros desde Ustárroz (Valle de Egüés) hasta Sangüesa, dedicado al ocio y deporte para transporte no motorizado, parece ya una realidad, desde que hace 18 años se realizara un primer estudio sobre sus posibilidades, impulsado por la inquietud del Ayuntamiento de Lumbier, cuya alcaldía ostentaba entonces José Andrés Burguete. «Cuando empezamos solo Lumbier tiraba del carro. En la actualidad, sin embargo, vemos un apoyo tremendo y una ilusión unánime», expresaba Víctor Honorato, del equipo redactor del PSIS.

Coincidía con él Carlos García, el agente de desarrollo de la zona de Aoiz-Lumbier de Cederna-Garalur. «Han sido casi veinte años de subir peldaños desde que el Ayuntamiento de Lumbier viera el potencial de esta vía verde. Después, varias iniciativas locales han ido recuperando por simpatía pequeños tramos de la vía, pero han sido acciones aisladas. Nunca ha habido consenso porque era un territorio complicado», afirmaba el agente de desarrollo.

A su juicio, esta falta de acuerdo provenía de la fragmentación de municipios y concejos, del valor del suelo: se trata de un itinerario muy rico por el gran rendimiento del cereal, y de que hace 20 años no había ni tradición ni visión turística, ni demasiado interés. «Ahora por el contrario, existe una estupenda red de alojamientos, y nuevas experiencias han abierto los ojos a otros ayuntamientos», estimaba.

A la Vía Verde del Irati le llegó su momento en 2009, con el Plan Director de la Bicicleta del Gobierno de Navarra, porque uno de esos itinerarios era esta vía «Lo aprovechamos y el Gobierno redactó el proyecto de recuperación y el PSIS, con lo que el trazado quedaba protegido y exento de urbanizaciones.

Aprobado inicialmente por el Gobierno foral, el proyecto del PSIS de la Vía Verde del Irati llegará a Madrid en diciembre. Se abrirán los correspondientes periodos de exposición pública y alegaciones para que su aprobación definitiva esté lista para la próxima primavera. Con la aprobación y los expedientes de expropiación que tendrá que ejecutar cada Ayuntamiento, la única vía de Navarra pendiente de acondicionar se suma de este modo a las ya existentes, para vertebrar de forma saludable la comunidad hasta la costa.

Autora: Marian Zozaya
Medio de Comuniación: Diario de Noticias