Aoiz, enriquecido paisaje humano

Komunikabidea: Diario de Noticias

Aoiz y el Valle de Lónguida fueron pueblos que exportaron hijos hacia nuevas y lejanas tierras a consecuencia de las calamidades y guerras de finales del siglo XIX y principios del XX.

Imagen para el recuerdo de familiares y descendientes en el escenario

En los albores de éste último, la empresa el Irati SA se instaló en Aoiz a la orilla del río del que tomó su nombre, transformando completamente la vida de los pueblos que bañaba. Y cambiaron las tornas. Aoiz y localidades vecinas pasaron de ser puntos de partida a lugares de acogida. Comenzaron a recibir gentes de otras provincias que dejaron atrás sus paisajes para emprender un largo viaje, echar raíces y compartir trabajo y pan. En los últimos años, sus Ayuntamientos se esmeran en recopilar y preservar la memoria de gentes y costumbres como parte fundamental de su historia. Y en este afán se dan también reconocimientos. «Queremos rendir un pequeño homenaje a grupos humanos que llegaron a orillas del Irati para mejorar sus condiciones de vida y compartir con nosotros, además del pan, sufrimientos, penas y alegrías», significaron Txako Villanueva y Ainhoa Mendive por los Ayuntamientos de Aoiz y Lónguida.

Personalizado el acto en valencianos, leoneses y andaluces vino a dar las gracias también a gentes de Zamora, Asturias o Extremadura, a expresarles que son parte integrada y reconocida. Fue el viernes en una repleta Casa de Cultura que albergó la emoción generacional con mezcla de apellidos de agoizkos y agoizkas que disfrutaron de un sentido programa artístico. Convivencia y suma de folklores quedaron reflejados en un vídeo de Edurne Mañú. Juana Gómez bailó y dedicó sus sevillanas a los andaluces llegaron a la construcción. Evocadoras gaitas sonaron por los leoneses del barrio Aserradero y hubo danzas para los valencianos que trabajaron con la pica en el transporte fluvial de madera. Sus descendientes, Leire Maestre e Imanol Mañú, Lidia Gómez y Kiko Sánchez, Olaia y Jon Goñi, y el alcalde, Unai Lako, pusieron las palabras.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.