Reciclar el plástico en Aoiz y Comarca se premia con una moneda local

Komunikabidea: Diario de Noticias

Del corazón humano al corazón de la tierra, el proyecto conjunto de sensibilización ‘Irati’ echó a andar ayer en Aoiz

La Mancomunidad de Residuos Sólidos Urbanos Irati ha desarrollado una iniciativa con la que premiará a sus pueblos mancomunados por reciclar plástico. Se trata del proyecto de la moneda social local, irati, que ayer presentó en Aoiz como una iniciativa en colaboración con comerciantes y servicios de hostelería de la zona con la que pretende sensibilizar a la población en el cuidado del medio ambiente y apoyar el comercio local avanzando hacia el modelo de economía circular.

El proyecto, pionero en Navarra y en el Estado, fue dado a conocer ayer en el mercadillo de Aoiz por la presidenta de la Mancomunidad RSU Irati, Mabel Cañada, junto a Xabier Lasa, Director General de Administración Local, e Iñaki Urrizalki, Gerente del Consorcio de Residuos de Navarra, ante una nutrida representación de cargos municipales, Cederna Garalur, comerciantes y hosteleros implicados, vecinos y vecinas.

FUNCIONAMIENTO. Se trata de llevar el plástico separado y limpio, no los envases que se depositan en el contenedor amarillo, a la furgoneta del Punto Limpio en cada localidad. En Aoiz, está fija los jueves de mercado en la plaza de 11.00 a 1.30 horas. En el resto de pueblos según el calendario establecido y la ruta habitual, con previo aviso al teléfono facilitado por el servicio.

Allí, tal y como ayer hicieron en la demostración Josu Belascoain y Luis Turrillas, pesarán el volumen y por cada 2 kg de plástico entregarán un irati. Con los billetes obtenidos (tres modelos y colores iniciales: 0.25 cts, 1 y 5 iratis) se pueden realizar compras en los establecimientos adheridos, en principio 14, en Aoiz y la zona.

Estos establecimientos tendrán colocados en su entrada distintivos identificativos con el lema “Sí, Irati, Bai”. Se admiten pagos tanto en iratis como en euros, en el caso de que la moneda local sea insuficiente para pagar los productos deseados.

Con esta iniciativa todos ganan: ciudadanía, comercios locales y medio ambiente. Porque irati es mucho más que una moneda social alternativa, es un proyecto que se tiene que llevar adelante entre todos. “Desde el origen, en sus propias casas hay que hacer el esfuerzo de convertir estos plásticos en materia prima porque es valor y riqueza para el planeta”, expresó Mabel Cañada, con argumentos de peso, como que es una forma de eliminar residuos y reducir transportes y contaminación en su traslado.

La Mancomunidad RSUI lleva a El Culebrete, vertedero en Tudela, 260 toneladas de residuos al año. De esta cantidad, el 28% se corresponde con este tipo de plásticos que no van al contenedor amarillo, juguetes, tuberías de plástico, cajas de discos, vajillas de plástico, muebles de jardín, etc. De la materia orgánica que allí se trata, “se pierde mucho y solo se recupera un 8%”, apuntaba Mabel. El resto sigue siendo basura y por eso, argumentan, la labor de la Mancomunidad es concienciar de que hay que reciclar pero también reutilizar si se quiere seguir enriqueciendo la tierra.

Al cabo de los seis primeros meses que arrancaron ayer harán balance y , si progresa el proyecto, irán hacia la moneda telemática, una tarjeta bancaria con más prestaciones.

CAMIÓN ELÉCTRICO. Fue el otro gran foco de la mañana en la plaza: un camión eléctrico de recogida de materia orgánica, pionero en Navarra, preparado para entrar en todos los rincones de las calles.

A partir de octubre, la Mancomunidad ofrecerá un servicio a domicilio que tendrá una bonificación de 30 iratis. Con esta medida se quiere lograr la eficacia de la moneda y reducir los residuos del contenedor verde. Tras esta acción, un mensaje clave: “Todo tiene valor”.

El Plan de Residuos de Navarra, “puntero y referente” en palabras de Iñaki Urrizalki, y en el que están alineadas todas las instituciones, “precisa del compromiso de las personas para su ejecución”. En este sentido, la iniciativa es fundamental en la concienciación.

Para Xabier Lasa, “es un pequeño paso para afrontar el gran reto del cambio climático y sumarse a la estrategia mundial. Y para generar una nueva mentalidad y dar continuidad al amor a la tierra”. De eso trata el trabajo de un “equipo impecable”, al que, satisfecha, Mabel Cañada agradeció en “lo profundo”.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.