Aoiz y Sangüesa comparten la obra pictórica de sus artistas locales

Komunikabidea: Diario de Noticias

Parte del grupo integrado en la experiencia artística que estimula y une a las dos localidades con el puente de Aoiz. (M. ZOZAYA ELDUAYEN)

Aoiz y Sangüesa se han unido a través de lienzos y pinceles. Paisajes y pueblos de Navarra pintados por artistas de las dos localidades llenan desde el viernes de luz y de colores las blancas paredes de la Sala Grande de la Casa de Cultura agoizka. Se trata de una iniciativa sin precedentes, fruto de la colaboración entre los dos pueblos, que busca generar lazos de intercambio cultural por medio de una exposición colectiva de alumnos y alumnas de los talleres de pintura dirigidos por Alodia Lusarreta, en Aoiz, y por Alfonso Ascunce, en Sangüesa.

“Todos los años hacemos una muestra conjunta de artistas locales, pero este año queríamos ir más allá y pensamos en hacer algo en colaboración con Sangüesa. Este es un proyecto especial que nos acerca, una buena oportunidad de intercambio”, explicó en su apertura el viernes en Aoiz la coordinadora cultural, Marisol Martínez.

FECHAS Y ARTISTAS. La muestra pemanecerá abierta en Aoiz hasta el próximo 26 de enero y viajará después a Sangüesa, donde se podrá contemplar en el Palacio Vallesantoro (Casa de Cultura) desde el 31 de enero hasta el 17 de febrero.

En ella han tomado parte: Josefina Eguaras, Maribel Eguaras, Pilar Vergara, Mila Villanueva, Juan Aquerreta, Sagrario Vidondo, Juana Mari Ayanz, Juan Carlos Unzué y Socorro Erdozáin, del taller de Aoiz. Del de Sangüesa,Conchi Leoz, Pili Idiazábal, Trini Bandrés, María Victoria Vidondo, Joaquín Grau, Delia Baquero, Nieves Elizalde, Ana Oiza, Juany Sola, Carmen Juan y Carmen Vilches.

La mayoría acudieron a la presentación de la muestra, en gran parte femenina, que contó con la presencia del alcalde agoizko, Unai Lako y de los concejales, Carmen Cosín, Txako Villanueva y Javier Ayanz.

Alli se pudieron escuchar algunas voces de sus protagonistas: “Es un estímulo grande, abrir ventanas, conocer gente y ver cómo pintan otros”, comentaba Trini Bandrés, alumna del taller de Sangüesa. Por su parte, Juan Aquerreta, del de Aoiz, se prendaba de un lienzo de la sangüesina Delia Baquero. “Es una perspectiva muy especial -expresaba-. Ver nuevas formas de pintar e intercambiar obras da alegría y proyección”.

Pintan el entorno que les rodea, exponen y ahora comparten su visión gracias a esta iniciativa que junta su experiencia creativa: raíces de las hayas de Irati, puentes y ríos, el viejo aserradero, Yesa.., convivirán primero en Aoiz y después en Sangüesa. “Somos pocos. Si nos juntamos esto no se muere. Mantenemos los talleres abiertos y la posibilidad de seguir aprendiendo y pintando”, concluía Ana Oiza, de Sangüesa. Es lo que se llama “hacer tejido” con la implicación de la vecindad y Ayuntamientos deseosos de dar vida a los pueblos y de mostrar la riqueza interior de sus gentes a través de su pintura.

Komunikabidea: Diario de Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.