Alfredo León: «Me marqué el reto de plasmar dos elementos de la feria con una línea»

Komunikabidea: Diario Vasco

Un caballo y una cebolla son los protagonistas del cartel que ilustrará las fiestas de San Andrés. El navarro Alfredo León resultó ganador con ‘Zaldi eta tipula’, un trabajo que se podrá ver en las calles en las próximas semanas, anunciando la feria del día 30 y todas las citas festivas previas. El jurado formado por Leire Kareaga, Iratxe Unanue y Asier López de Viñaspre escogió también los premios en las categorías infantiles para Martina Garate con ‘Berdura dantza’ y Maddi Etxaniz con ‘Azoka’. A menos de un mes para las fiestas de San Andrés, el diseñador cuenta cómo se fraguó el cartel anunciador.

¿Era la primera vez que presentaba un cartel en Eibar?

– Yo creo que era la segunda vez que había hecho un cartel para la feria, pero también había participado alguna vez en el concurso de fiestas de San Juan, aunque nunca había conseguido ganar. Conozco Eibar pero la verdad es que la feria de San Andrés no.

¿Entonces cómo arranca el proceso de diseñar un cartel?

– Soy diseñador gráfico de profesión y la verdad es que soy bastante asiduo en los concursos de carteles, sobre todo porque me da la libertad de hacer lo que quiero, ahí nadie me dice nada. Entonces, cuando encuentro unas bases de posibles carteles lo que hago es estudiar el tema, el sitio, la tradición. Yo conozco las ferias de San Andrés de Estella, aquí en Navarra, y sé cómo funcionan. Pero no es difícil captar el mensaje para unas ferias. Lo que procuro es hacer algo diferente.

Como en este caso.

– Eso es. Tal vez el cartel que he hecho para Eibar tal vez sea muy atrevido, al menos eso me ha dicho gente que lo ha visto aquí.

¿Cuál era su idea?

– Con una línea curva quería representar dos elementos importantes de las ferias, el ganado y la agricultura. Ese era el reto, plasmar estas dos figuras de una forma diferente.

¿Es difícil que algo sencillo tenga un significado?

– Así es. En diseño muchas veces funciona esa frase que dice ‘menos es más’. Casi siempre, a la hora de hacer carteles procuro exprimirme al máximo sin olvidarme de la idea. Podría haber recurrido a los tópicos de mostrar un abanico de productos o de animales, pero esta vez me marqué el reto de plasmar dos elementos de la feria con una línea.

¿A la primera?

– Fui haciendo bocetos en los que veía la curvatura que marcaba el moflete y al mismo tiempo servía para representar una cebolla. La verdad es que no esperaba ganar porque me pareció un cartel atrevido, pero al final ha gustado.

Los colores llaman a la fiesta.

– Sobre todo me gusta usar colores que contrasten, que el cartel tenga potencia. Al final, un cartel tiene que ser como un puñetazo, te choca, llama tu atención y luego lo lees. Por eso creo que el contraste del naranja y marrón con el blanco nos deja un cartel muy limpio pero con mucha fuerza. Con los recursos que tenemos intentas buscar la forma de que la gente se fije.

Ha señalado que el diseño gráfico es su profesión, lo que le lleva a hacer trabajos de distinto tipo. ¿Diseña muchos carteles a lo largo del año?

– Bastantes, la verdad. Llevo ya bastantes premios, más de cien. Antes me presentaba a concursos más locales, en Navarra, sobre todo con motivo de fiestas. Pero llega un momento en el que acabas un poco saturado de ese tema porque los recursos son siempre los mismos, los gigantes, los toros, los fuegos artificiales… Por eso me apetece dar un salto. De hecho gané el cartel de la Aste Nagusia de San Sebastián el año pasado, las fiestas de Baiona, el festival de Jazz de Donostia… hay que explotar la creatividad y no ser una máquina de hacer dibujos. Hay que buscar incentivos, por ejemplo en carteles con un mensaje. Ahora mismo me llaman mucho los carteles que hablan de temas sociales, de las guerras, las falsificaciones, la trata de blancas… temas en los que tienes que exprimir aún más la cabeza.

Cuando gana un premio, aparte de la dotación económica será una satisfacción ver que su cartel se va a extender por todas las calles de una localidad.

– Sí, desde luego. El premio está muy bien a nivel económico, pero al mismo tiempo es un reconocimiento a tu trabajo. Que un jurado decida que tu imagen va a ser la que anuncia unas fiestas es importante. Ver las calles con los soportes visuales donde aparece la imagen que tú has ideado es algo muy bonito, es de agradecer.

Komunikabidea: Diario Vasco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.