Al Himalaya. Parte II

Namaste Aoiz.

Hemos llegado a Namche Bazar. La capital del pueblo SHERPA. Hoy hemos tenido un día nublado y no hemos podido disfrutar de vistas lejanas, pero no tiene importancia porque caminábamos por lo más profundo del valle del Solokumbu y la vegetación exuberante, la humedad, el río y los puentes colgantes han bastado para satisfacer nuestras expectativas. Caminamos con Pasang Sherpa, un nepalí que vivió en Navarra y nos explica las curiosidades del lugar. Por ejemplo, sabemos que los nombres de los sherpas corresponden con los días de la semana. Pasang es viernes y yo soy Pemba Ximenez, porque nací un sábado. También hemos conocido cómo ha ido cambiando el valle con el turismo y cómo los lamas budistas también son una orden religiosa que resulta cara. Hay que pagarles cuando nace alguien, cuando muere, cuando se celebra algo, os suena, ¿no?

Mañana es nuestro día de descanso y aclimatación. Estamos a la altura del Aneto y esto no ha hecho si no comenzar. El ambiente es genial y todo el grupo está encantado. Nepal es un país increíble que cabalga entre la cobertura del lugar más alto del mundo y la recolección primitiva y el secado del grano al sol y la molienda del mismo con molinos de mano. Todo un contraste que no deja de sorprender.

Rubén