Aoiz despide a los gigantes y guarda los pañuelos

Komunikabidea: Diario de Noticias

Tradicional imagen de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, gaiteros, txaranga, Ayuntamiento y responsables de la residencia en el último día de las fiestas. (MARIAN ZOZAYA)

El último día de las fiestas agoizkas estuvo ayer dedicado a sus mayores que fueron agasajados de punta a punta de la villa. En la iglesia primero, con el Grupo Vocal e Instrumental de Bilaketa, y en el Parque de Navarra; después les llegó el turno las personas ingresadas en la Residencia de las Hermanitas de los Pobre de Maiquetía.

Toda la música, txaranga Iraunkorrak y gaitas de Milaur Agoizko Gaitari Taldea, Comparsa de Gigantes y Cabezudos al completo y la Corporación se acercaron hasta el centro para compartir la fiesta, a la que se agregaron los representantes de los centros de jubilados de la zona: Orreaga, Sangüesa y Monreal.

Al finalizar la visita, el séquito se encaminó a la despedida de la Comparsa, la primera del día, y le siguió el Pobre de mí por la noche.

Aoiz apuró bien las últimas horas de unas fiestas con cierto sabor amargo por el suceso acontecido la noche del sábado con la denuncia de abusos sexuales de una joven.

“De algún modo se han empañado con este episodio. Como Ayuntamiento hemos velado y hemos intentado ayudar en todo lo posible”, declaraba el alcalde, Unai Lako. Reconocía el primer edil que la noche del sábado se descontrola y que Aoiz no tiene capacidad ni infraestructuras para hacer frente a la avalancha. El alcalde agradeció la respuesta a la convocatoria de repulsa del pueblo y su actitud paciente de dejar hacer y confiar.

En su octavas y últimas fiestas al frente de la Corporación, Lako se mostró satisfecho por la evolución y la participación de los colectivos. “El foro Kulturgune ha sido nuestro respaldo y hemos sido capaces de hacer entre todos y todas unas fiestas ajustadas a nuestra realidad económica, sanas, que van más allá de estos sucesos y sin perder nada de su encanto”, concluyó.

Komunikabidea: Diario de Noticias