Daniel Barcos, un consultor informático navarro en Hamburgo (Alemania)

El agoizko Daniel Barcos Beortegui posa junto a la antigua Ciudad Almacén de Hamburgo a orillas del río Elba

“Encontré trabajo desde Madrid mediante entrevistas telefónicas y, pese a no saber alemán, no dudé en venirme”. El agoizko Daniel Barcos Beortegui, ingeniero industrial de 29 años, es todo un trotamundos. Suecia, Francia, Alemania… lleva años viviendo y trabajando fuera de casa. Ahora lo hace en Hamburgo, a donde llegó hace más de 3 años, como consultor informático.

“Finales de 2012 fue cuando dejé Aoiz para irme a trabajar a Madrid. Allí estuve año y medio, antes de venir a Hamburgo en abril de 2014. Previamente había estudiado en Suecia un año y trabajado en Nantes (Francia) durante varios meses. Pero tenía ganas de probar otra nueva experiencia en el extranjero, y recalé en Alemania”, repasa.

Respecto de su última escala, asegura que “al contrario de lo que se pueda pensar, sobre todo por no conocer el idioma, los primeros meses no fueron complicados”. “Tenía muy buenos amigos viviendo aquí y eso ayudó. Además, Hamburgo es una ciudad internacional y no suele ser un problema el comunicarse en inglés. Vine por un puesto de trabajo en I+D en el sector aeronáutico pero mi experiencia profesional me ha llevado a acabar trabajando en una empresa de tecnología informática como consultor web”, indica.

De los alemanes, confirma que “son muy metódicos”. “Lo de ‘las cosas o se hacen bien o no se hacen’ lo llevan al extremo”, dice. “Aquí, al norte, la gente se consideran nórdicos y la verdad es que no hay mucha diferencia a cuando yo estudié en Suecia. Y, pese a que nosotros los meteríamos a todos en el mismo saco, no tienen nada que ver con los alemanes de Munich o Baviera, del sur”.

Respecto de la comida, “al contrario que la cerveza, no me parece nada especial y tiene mucho que envidiar a la nuestra”. “Siempre que voy a Aoiz vuelvo con la maleta llena de chistorras, chorizo, jamón, lechugas… que mi madre me prepara con mucho cariño. ¡Ah! Y tomates de mi amiga Mirian”, asegura.

Sobre el idioma, resalta que “siempre hay momentos en que no te sale la palabra o simplemente no has entendido qué te han dicho y sonríes; se necesita tiempo y muchas ganas para aprenderlo”.

También pone en valor que en Hamburgo “la oferta de actividades y cultural es inmensa”. “Yo juego a fútbol en un equipo desde que llegué y ayuda mucho a la integración. De fútbol he aprendido poco, pero las cervezas del post-partido me han ayudado a mejorar el idioma en el día a día”, apunta entre risas.

“RECOMIENDO BERLÍN”

Durante su estancia allí ha podido recorrer buena parte del país. “Sabiendo que aún me queda por visitar el sur de Alemania (la región más bonita según la mayoría de la gente), Berlín me parece el mejor sitio. En mi opinión, no hay mucho que ‘ver’, pero sí que experimentar. Es una ciudad con historia muy reciente que impresiona porque te parece formar parte de ella cuando estás allí”, expone. “Tampoco puedo dejar de recomendar Hamburgo. Una ciudad bonita a las orillas del río Elba que nunca decepciona. A muchos amigos y familiares les ha sorprendido”.

Tras tantos años viviendo fuera, echa de menos “a familia y amigos, supongo que como todo el mundo”. “De hecho, lo que peor llevo es el ser inmigrante. El ser siempre el extranjero cansa. Por eso volver a casa de vez en cuando es lo mejor para recargar pilas”, asegura.

¿Y lo de volver definitivamente? “Es una pregunta que siempre te haces, pero últimamente intento quitármela de la cabeza. En Navidades estuve a nada de volverme, y en cosa de una semana cambió todo. Así que, aunque es lo que me gustaría, intento no darle vueltas. Además, tengo que reconocer que otra temporada en un nuevo país no me disgustaría”, aventura.

DNI
Nombre. Daniel Barcos Beortegui.
Fecha de nacimiento. Pamplona, 3-12-1987. Natural de Aoiz.
Familia. Hijo de Félix Barcos y Teresa Beortegui. Tiene una hermana pequeña llamada Edurne y vive en Hamburgo con su novia Janett.
Estudios. Cursó hasta Secundaria en el colegio e instituto San Miguel de Aoiz, siguió con el Bachillerato en el instituto Eunate de Pamplona, y posteriormente estudió Ingeniería Industrial en la UPNA.
Lugar de trabajo. El trabajo fue la razón por la que llegó a Hamburgo, ciudad del norte de Alemania, hace ya más de tres años. Actualmente trabaja como consultor informático, puesto en el que lleva apenas 3 meses.

SOBRE EL PAÍS
Población y superficie. Alemania tiene 82 millones de habitantes y una superficie de 357.022 km2.
Sobre la ciudad. Hamburgo es una ciudad estado del norte de Alemania. Con casi 1.800.000 habitantes es la segunda ciudad más poblada del país, muy conocida por su puerto marítimo y el barrio de St Pauli.
Moneda. Euro.
Clima. Clima oceánico, con mucho frío y abundantes precipitaciones. “Ahora en verano el tiempo es fresco y con más de 16 horas de luz; aún sufro lo de que no haya persianas. En invierno, es frío y con poca luz”, asegura Daniel Barcos.
Idioma. Alemán.
Tasa de paro. Ronda el 6%.

Komunikabidea: Diario de Navarra

Deja un comentario