En Aoiz hay una calle adoquinada (2ª entrega – Calle Trinkete)

En ambas fotografías vemos la calle del Trinquete, conocida con ese nombre por haber existido en élla un trinquete donde se jugaba a pelota, entre la trasera del número 6 y la pared del número 8.

En la foto corrrespondiente a la década de los 50, se ve la calle con grandes aceras y brillantes adoquines. En la parte izquierda está el cartel anunciador de la Peluquería de Guadalupe Usunáriz, que posteriormente fue de Ana Mª Legaz.

A la derecha, la panadería y ultramarinos, en un principio de Pedro Gil y después de José Mª Beriain, uno de esos comercios que han dejado un buen recuerdo en nuestras memorias. Y ya casi perdiéndose al final de la calle, la hojalatería de Estabolite.

Al fondo, la hermosa casa Díaz, primero conocida como casa Recari por vivir allí Xabier Recari. Posteriormente perteneció a Bezunartea, cuya hija se casó con Manuel Cruz Díaz, a quien debe el nombre que ha seguido hasta nuestros días. La casa tiene una inscripción “AVE MARIA / GRATIA PLENA / DOMINUS TECUM. AÑO 1755” sobre el dintel de la puerta, y en los pisos superiores podemos apreciar sus hermosos balcones y los arcos de su solana.


En la foto actual, han desaparecido las aceras, pero el suelo sigue siendo adoquín.

A la izquierda vemos las casas arregladas, y sigue estando el reloj de sol con la inscripción “CARPE DIEM” que nos recuerda que aprovechemos el día. Bien merece la pena que lo miremos de vez en cuando, pues se nos va a olvidar que está ahí. A la derecha, hubo un comercio y un bar, ambos hoy cerrados.

Y al fondo, lo que era una hermosa casa, desde hace unos años son solamente unas ruinas. Ha desaparecido toda la casa y sólo queda parte de la fachada. Tiene un futuro difícil, pero esperemos que vuelva a recuperar su espacio y su esplendor.

Francisca Oroz
Más calles: angiluerreka