Itoiz reabre su acceso para vehículos y acogerá visitas guiadas

SEÑALIZACIÓN TURÍSTICA. Junto a los nuevos carteles colocados en la presa posan, de izda. a dcha.: Luis Ferrer Sanz, encargado de la presa de Itoiz; Marcelo Merino Arroyo, jefe de servicio de la CHE; Unai Lako Goñi, alcalde de Aoiz; y Carlos García Pascual, agente de desarrollo del Prepirineo de Cederna Garalur.
Aser Vidondo

La presa de Itoiz es ya más accesible. Y lo es gracias a un plan turístico consensuado entre el Ayuntamiento de Aoiz y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), con el apoyo de Cederna Garalur y del servicio de Turismo del Gobierno. Este plan permite que, tras cinco años de limitaciones, sea posible acceder de nuevo en vehículo hasta la misma presa, así como que se vayan a realizar por vez primera visitas guiadas a esta infraestructura hidráulica.

“El objetivo es que una vez el embalse ya está terminado y asentado, sea un recurso turístico más de la zona. Que la gente interesada pueda subir con facilidad hasta la misma presa y pasear. Había demanda”, confirmaba este miércoles Unai Lako, alcalde de Aoiz (EH Bildu), en la presentación del programa.

Dos paneles recién colocados junto a la presa informan de los principales datos de esta infraestructura y de los atractivos turísticos que se pueden encontrar en Aoiz. Por su parte, se han acondicionado los accesos y la zona de aparcamiento superior.

El acceso a la presa principal del embalse de Itoiz se abrió al público en la primavera de 2006, permitiéndose llegar en coche y a pie. En febrero de 2013 se cerró totalmente, por seguridad, al detectarse unas grietas en la parte superior de un talud junto al vial. Realizada una pequeña excavación, se reabrió en junio de 2015, pero sólo de forma peatonal y obligando a aparcar junto a la presa auxiliar.

VISITAS GUIADAS

Ahora, aparte de la reapertura total ya realizada, se ha previsto un programa de visitas guiadas a la presa los jueves a las 12 del mediodía previa inscripción en el teléfono 637 448 107. Son para grupos de al menos 6 personas y con una duración de 90 minutos. Los precios dependen del volumen de asistentes y la información está disponible en la web municipal (apartado turismo-visitas guiadas), en la de la CHE y en Turismo de Navarra.

La proyección de un vídeo informativo, junto con un recorrido por el aliviadero, el interior de las galerías y coronación de la presa integran esta oferta. “Es muy interesante enseñar estas grandes obras hidráulicas a la población, que vean sus usos y cómo funciona”, expresaron por su parte Luis Ferrer Sanz, encargado de la presa de Itoiz, y Marcelo Merino Arroyo, jefe de servicio de la CHE. Recordaron que una iniciativa similar se realiza en la presa aragonesa de El Grado.

Las visitas las guiará el empleado municipal que trabaja como auxiliar en la casa de cultura, que también realiza las visitas a la iglesia, con espectáculo de luz y sonido. De hecho, también se va a poder realizar ahora una visita combinada entre presa, iglesia y centro de Aoiz.

“Este plan de puesta en valor turística de la presa surge de una demanda espontánea de visitantes y de la hostelería. Se liga también a la futura culminación de los embalses de cola, con zonas de baño, lo que llevará a crear un producto turístico y de desarrollo de la zona”, sentenció Carlos García Pascual, agente de Cederna Garalur.


Los diques de cola de Nagore y Oroz, listos este año

Vinculada al embalse de Itoiz se planteó la construcción de dos pequeños diques de cola en las poblaciones de Oroz-Betelu (río Irati) y Nagore (río Urrobi). Estos servirían para fijar una lámina de agua constante en torno a estas localidades, con una finalidad estética, y para desarrollar usos recreativos y turísticos. Tras presentarse el proyecto allá por 2007 y adjudicarse las obras en 2009 por 20,9 millones a Acciona Infraestructuras, en este año 2018 está prevista su finalización total. La demora se ha debido, principalmente, a la modificación que se aprobó sobre el proyecto inicial para la presa de Nagore, que finalmente se ha realizado de materiales sueltos y no de hormigón.

Según informan desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), las obras en Nagore están muy avanzadas y “a falta de la caseta del desagüe de fondo y elementos auxiliares de desagüe, y remates en la coronación de presa (barandillas), caminos de acceso y las futuras zonas recreativas”. Aseguran que “la obra se terminará este año, para finales de verano”, y que también se completarán los remates restantes del dique de cola de Oroz-Betelu, que se construyó entre 2010 y 2012 (queda por instalar mobiliario urbano).

En Nagore, que es el dique mayor de los dos y podrá almacenar 4,71 hm3 de agua sobre 57,5 hectáreas de superficie, ya se está desarrollando el programa de puesta en carga una vez se ejecutó el tapón en el desvío del río. “Desde noviembre se pudo empezar y mantiene actualmente una lámina de agua constante. Ha llegado incluso a llenarse una vez por completo y a verter agua por el vaso del aliviadero tras unas jornadas de muchas lluvias”, apuntan desde la CHE. Actualmente, Nagore está al 65% de capacidad, e Itoiz al 90%.

“En unos días se cerrará el desagüe de fondo y estaremos 2 ó 3 meses con el dique lleno para probarlo. Luego, en verano, realizaremos un vaciado escalonado, con la correspondiente auscultación. Y así terminará la puesta en carga”, señalan.

La apertura al público del paseo circular de unos 6 km en torno al dique, que pasará sobre la presa, “se valorará a partir del otoño”. El baño no se permitirá todavía pues “faltarán algunas actuaciones en el vaso y protecciones de seguridad”.

Komunikabidea: Diario de Navarra

Deja un comentario