En Aoiz hay una calle adoquinada (1ª entrega – Calle Domingo Elizondo)

En la primera foto, de 1956, vemos el principio de la calle Domingo Elizondo que debe su nombre al creador de la empresa “El Irati, S.A.”. El 22 de octubre de 1908 se envió una carta al Ayuntamiento firmada por todo el vecindario pidiendo se pusiese el nombre a una calle en agradecimiento y para que “las generaciones futuras sepan a quién es debido las mejoras que se avecinan”. Ya suponían (bien supuesto) que la empresa iba a ser muy importante para el pueblo.

En la parte derecha, se ve la última casa de la calle Santa Ana, que parece resguardada por la gran acacia que la protege, y aún conserva el letrero de cuando estuvieron establecidos los carabineros, siguiendo el hermoso jardín de Lizasoain, con gran cantidad de árboles de distintas especies.

A la izquierda se aprecia el cartel de la Fonda de Imaz y la primera casa de la calle Mediodía. Podemos observar los baches de la calle, ya que no se pavimentó hasta 1961.


En la foto de 2018, la parte de la derecha está igual, pues seguimos viendo en primer término la casa que ha permanecido inalterable todos estos años, aunque a partir de 1962 estaba la peluquería de Lola Miranda y a partir de 1972 se convirtió en el bar Agoitz, donde tantos buenos ratos hemos pasado todos.

Ha desaparecido la acacia del fondo de la casa, y la del jardín de Lizasoain ha crecido tanto que casi tapa las nuevas construcciones.

En el lado izquierdo, donde estaba una casa, hoy está la base de la DYA, escuela de Danza y Servicio Social de Base. No podemos quejarnos, pues está bien aprovechada.

Se han cambiado los postes de la luz por señales de tráfico y paso de cebra, y el carro, por el coche de la DYA.

Francisca Oroz
Más calles: angiluerreka