La navarra Marina Blasco lanza Umi Women, ropa de ciclismo para mujeres

La emprendedora Marina Blasco Juan posa con la ropa ciclista que ella misma ha diseñado.
Eduardo Buxens

Marina Blasco Juan, vecina de Pamplona de 37 años, confiesa que estaba harta. Harta de dedicar tiempo y más tiempo a recorrer tiendas de centros comerciales; harta de navegar por sitios web y harta de visitar establecimientos dedicados al mundo de la bicicleta sin encontrar lo que buscaba. “Si para otras modalidades deportivas como yoga o el running existe una gran variedad de modelos, precios y calidades, ¿por qué no ocurría lo mismo con el ciclismo?”, explica. “Quería encontrar ropa de ciclismo para mujeres que no fuera negra, aburrida y que tuviera un precio asequible. Me considero una mujer coqueta, y como otras mujeres, creo que nos gusta cuidar nuestro aspecto cuando practicamos deporte. Quería huir del culotte negro”.

De su problema surgió una oportunidad de negocio. Aficionada al mundo de la moda, y al ciclismo, esta administrativo decidió dedicar el tiempo libre que le dejaba su jornada laboral para intentar lanzar su propia línea de ropa ciclista para mujeres. Esta emprendedora señala que para confeccionar los diseños utiliza colores vivos para aumentar la visibilidad de las ciclistas en las carreteras, y por lo tanto, aumentar su seguridad. “El mercado que quiero abrir es algo intermedio, que esté al alcance de todas para que todas nos podamos ver guapas, con ropa que nos favorece al practicar nuestras clases de spinning o al salir con nuestra bici. Sé que es un sector minoritario pero creo que en general a todas nos gusta vernos bien a la hora de hacer cualquier deporte”. Y lo ha conseguido.

DE LA IDEA A LA REALIDAD

Su empresa se llama Umi Women. Ahora mismo ofrece varios diseños cuyo nexo en común es la mujer. Entre medias, un largo camino donde ha tenido que aprender a relacionarse con fabricantes y proveedores. “Uno de los aspectos que más me ha costado ha sido el encontrar un fabricante que se adecuase a lo que yo buscaba. Mi objetivo era crear una línea de ropa de una alta calidad a un precio asequible”.

En este proyecto no ha estado sola. Ha contado con el apoyo de su marido, Ion Zabalza Bayona, de 34 años, y natural de Aribe. “Al compaginarlo con un trabajo de oficina, cuando más he trabajado han sido los fines de semana y festivos y me he perdido por ello muchas cosas con la familia o amigos. Pero todo proyecto conlleva un esfuerzo. No lo hubiera podido hacer sin la ayuda de Ion. Hemos hecho todo, desde elegir la tipografía de la web, su diseño, los textos, elegir el etiquetado de las prendas….hay muchísimo trabajo detrás de lo que la gente puede ver. Pero ha merecido la pena. Tenemos clientes en España, Italia y Alemania”.

Komunikabidea: Diario de Navarra