I. Garagardo festa

Emulando al prado de Teresa (theresienwiesen) de Munich, la plaza de la Soci se transformó. Allí acudieron muchos agoizkos y otras gentes de fuera a degustar cerveza y salchichas, atendiendo a la llamada de la organización de la fiesta de la Cerveza de Aoiz. El tiempo acompañó con una tarde templada que invitaba a comer y a beber. Desde el comienzo del evento los participantes acudieron ansiosos por saber cómo sería el festival celebrado por primera vez en Aoiz. No habrá queja, todo el mundo salió bien comido y bien bebido. Las fórmulas, anunciadas de antemano eran varias. Desde una pulsera que ofrecía la posibilidad de probar los límites del estómago ingeriendo los sólidos y los líquidos a disposición, hasta el que únicamente quería pagar por lo consumido. Los precios más que asequibles y los medios sobrádamente razonables.

Habría que ir pensando en repetir.

Al buen ambiente que iba generando la espumosa en todas sus variedades, se sumó el conciertazo de música celta ofrecido por grandes artistas de Aoiz. Seguro que han pasado muchas tardes ensayando y el resultado fue genial. Buen sonido, buenas voces, bonitas canciones y gran trasmisión de buen rollo. ¿Qué más se puede pedir? Enhorabuena y gracias por vuestro esfuerzo a la hora de organizar estos acontecimientos que a todos nos hacen disfrutar.

Prost.

Argazkiak: Guti
Testua eta bideoa: Rubén
Komunikabidea: http://madrefuente.blogspot.com/